martes, 22 de febrero de 2011

Las barras bravas, siempre están, por ahora...

Es un cáncer que sufre nuestra sociedad, básicamente sostenido por la dirigencia deportiva y política en muchos casos. La auténtica familia del fútbol argentino desea y merece otra cosa, otro trato cuando decide concurrir a ver "el más popular de los deportes", hasta ahora ganaron los malos, esperemos que comience una nueva era dono TODO NO PASE.

La reaparición de las barras bravas22/02/11

crédito: CLARÍN 22/02/2010 EDITORIAL

Apenas iniciado el campeonato oficial de fútbol, la violencia de las barras bravas ya se hizo presente, mostrando la precariedad de los operativos de seguridad montados y, sobre todo, la ausencia de medidas de fondo destinadas a erradicar este mal. En el partido disputado en Victoria, una semana atrás, entre Tigre y River se registraron incidentes cuando dos centenares de personas intentaron ingresar sin entradas a la tribuna visitante, lo que dio lugar a forcejeos. Luego, sobre Avenida del Libertador, dos facciones de la barra brava de River se enfrentaron, desbordando a la Policía y dejando como saldo un importante número de heridos. Es necesario, entonces, que las autoridades trabajen en el tema antes que se registren víctimas fatales, reforzando la prevención e implementando medidas que desarticulen el contexto en que se realizan los ilícitos y abusos que le dan sostén económico a las barras, lo cual también implica cortar sus lazos con clubes, gremios, fuerzas de seguridad y partidos políticos.

Apenas iniciado el campeonato ya se hicieron presentes las barras bravas y la violencia en el fútbol. Es necesario trabajar en el tema antes que se registren víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La idea central que tuvimos al crear este blog, fue brindar un espacio para que todos los que pensamos que la violencia en el fútbol es un mal propio de una sociedad enferma, podamos vertir aquí nuestras opiniones, comentarios, con total libertad intelectual, obviamente. No se admitirá insulto ni comentarios que contenerlos implícitamente. Aprovechemos para intercambiar ideas, propuestas, denuncias si fuera el caso. No les dejemos a estos delincuentes que sigan avanzando, nunca y menos en estos tiempos que gozan de la impunidad que les brinda el Gobierno y los dirigentes de fútbol, con Julio Grondona a la cabeza.